¿Por qué las instituciones educativas deben crear NAA?

Estamos en otro contexto social, económico y educativo. Hay elementos nuevos que deben ser introducidos a la educación. La pregunta lleva implícita una afirmación de que los viejos sistemas han dejado de ser operantes para las nuevas generaciones, cuando menos hasta cierto punto, pues éstas gestionan su aprendizaje de maneras inéditas, muchas veces tecnológicamente más adelantadas que las de los propios profesores, por ejemplo: la mensajería instantánea, mensajes de celular, videoconferencias, redes sociales, y un largo etcétera. Los estudiantes de hoy en día se mueven con comodidad en todos esos espacios, mismos que requieren habilidades muy variadas y dinámicas; un salón de clase convencional –con un esquema de clase “tradicional” – difícilmente satisface sus expectativas, si se compara con el tipo de prácticas arriba mencionadas.

Todas estas maneras de transitar y comunicarse a través de espacios cibernéticos conllevan una participación más activa por parte del individuo, con la aplicación de competencias complejas  (lectura de textos discontinuos, interpretación de tablas, gráficas e imágenes –fijas o en movimiento–, creación y edición conjunta de documentos públicos…). Esto provoca que los jóvenes, aún sin sentirlo, vayan desarrollando el pensamiento crítico, pues al poder ellos ser co-creadores, pueden juzgar la validez de lo que encuentran y, en su caso, refrendar o rebatir los contenidos.

Retomando la primera oración, las instituciones educativas deben adaptarse a estos nuevos contextos. Es importante, sin embargo, que este cambio se haga de manera reflexiva pues las NTICs no son per se, la panacea que resolverá todos los problemas. Los diferentes movimientos educativos, de los que se hizo una breve panorámica durante la telesesión, han ayudado a la evolución de la didáctica, han cuestionado los paradigmas de su propia época para trascenderla y enriquecer lo que, incluso ahora, practicamos de manera cotidiana. Los Nuevos Ambientes de Aprendizaje deben cumplir con ese mismo proceso. La educación a distancia debe enriquecerse con nuevas estrategias, novedosos enfoques didácticos que no se limiten a trasladar lógicas presenciales a ambientes virtuales. Los docentes que las practiquen precisan un cambio y una renovación en su pedagogía, para que realmente aporten a la educación y a los niños y jóvenes que transitan por los espacios cibernéticos.

Esta entrada fue publicada en Mod-psicopedagogía y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s